ProAstronomía

Representa la intención de unir a los amantes de la Astronomía para favorecer el desarrollo de esta ciencia en Cuba y en cualquier parte del mundo

Archive for 20 marzo 2011

Super Luna

Posted by ProAstronomía en marzo 20, 2011

Muchos esperaron este sábado la llamada “superluna”, un momento en que justo en Luna Llena ella estaría en un punto de su órbita muy cercano a La Tierra. Se vería un poco más grande, algo que sería levemente notado por aficionados, pero su brillo sí aumentaría tanto que se podía leer fácilmente bajo su luz.

Algunas fotos tomadas en la observación del parque “Bill Sadowsky” la noche del sábado 19 de marzo de 2011.

Anuncios

Posted in Super Luna 2011 | Leave a Comment »

Sobre el arcoiris

Posted by ProAstronomía en marzo 3, 2011

Por Carlos Heredero

¿Cuantas veces te has quedado maravillado al ver un arco de colores en el cielo, en medio de alguna llovizna de verano?

El arcoiris es uno de los fenómenos más llamativos de la naturaleza. Pero pocas personas saben que en sus llamativos colores, se esconden muchos secretos del universo.

¿Cómo puede ser eso posible?

Veamos.

¿Como se forma un arcoiris?

La luz del Sol nos parece blanca, pero no es así. En realidad, es una mezcla de colores, que vienen todos juntitos. Pero como vienen así, como un paquete todos combinados, nadie se imaginaba lo que había detrás de ese color blanco. Tuvo que venir un hombre muy inteligente, muy curioso y de grandes conocimientos, para descifrar este secreto.

Un científico llamado Isaac Newton, haciendo experimentos, usó un prisma de vidrio para separar los colores que forman la luz blanca.

De esta forma, pudo reproducir el arcoiris en su habitación. Una vez más, el hombre lograba descifrar un misterio de la naturaleza.

Tú también puedes hacerlo, si lo deseas. Para ello solo debes conseguirte un prisma de vidrio y colocarlo a la luz del Sol, o en su defecto, un pedazo de vidrio de algún cristal roto. O usar el borde de una mesa de vidrio, o un espejo, justo en la parte cercana al borde. Incluso podrías ver un arcoiris en un disco compacto, por su cara inferior, y aunque el principio de funcionamiento de este último es diferente, se logra un resultado similar. Pero mucho cuidado si usas vidrio, porque corta y podrías hacerte daño, así que prueba estos experimentos siempre con un adulto junto a ti.

Cada uno de los colores en que se divide el arcoiris lleva una información preciosa. Los científicos han hallado la forma de descifrarla, y usarla para conocer detalles de las estrellas y los demás astros que hay en el universo. Como las estrellas y los demás astros quedan tan lejos de nosotros (por lo que nunca podremos visitarlos directamente) debemos usar los llamados métodos indirectos para estudiarlos. Es aquí que viene en nuestra ayuda el arcoiris.

El espectro visible

Al conjunto de colores que puedes extraer de la luz blanca (y que tú conoces como arcoiris) se le llama espectro visible. Cuando esta palabra (espectro) se usa con este sentido, no tiene que ver con fantasmas ni nada parecido. Es un nombre científico que se usa para denominar toda la gama de colores que podemos ver. E incluso, es un poco más que simples colores, pero este será tema de otra charla.

Aunque te pudiera parecer algo difícil, el secreto fundamental de todo este lío es el siguiente:

Toda la materia está compuesta por átomos, los cuales, al calentarse mucho en el interior de las estrellas, dan luz. Es algo parecido a lo que ocurre en nuestras bombillas, que se calientan y dan luz.

Por ejemplo, cuando estamos viendo la luz emitida por el Sol, vemos los colores emitidos por los diferentes tipos de átomos que forman parte del Sol, que están muy calientes en su interior. Pero cada uno de estos tipos de átomos, al generar luz, dan colores diferentes de acuerdo a su tipo.

El llamado espectro solar, donde puedes ver los diferentes colores y algunas líneas oscuras

Entonces podemos darnos cuenta que si aplicamos el proceso inverso, si sabemos que color da cada átomo, y usando un prisma descomponemos la luz del Sol, podemos conocer qué tipo de átomos componen al Sol.

Igualmente, al estudiar la luz de las estrellas lejanas, se puede conocer la composición de las mismas. También podemos conocer así de los demás cuerpos que habitan el Universo, desde planetas, hasta los cometas y todos los demás.

Un espectro usado por científicos

De esta forma es como el hombre ha llegado a conocer una parte importante del universo, su composición, o como se dice científicamente, los elementos químicos que lo componen. Este ha sido uno de los pasos más importantes que hemos dado, y la disciplina que estudia esto se conoce como análisis espectroscópico.

Si quieres saber más puedes buscar en alguna enciclopedia o en Internet información sobre los espectroscopios, e imágenes obtenidas por ellos. Verás que nuestro arcoiris, con el cual comenzamos esta charla, es más común en el Universo de lo que puedas pensar…

Pero… ¿cómo nuestros ojos pueden ver esos colores?

Esa ya es otra historia…

Posted in Sobre el arcoiris | 1 Comment »

¿Porqué la Luna se ve amarilla y grande cerca del horizonte?

Posted by ProAstronomía en marzo 2, 2011

Por Carlos Heredero

Como ya hemos comentado en otro artículo, y espero hayas podido comprobar, la Luna puede verse no sólo de noche, sino también de día. Del tema que nos toca hoy, tiene que ver un poco con esto.

Resulta que cuando la Luna está llena, muchas personas notan un color amarillento. Este color, que luce un poco extraño porque normalmente la vemos muy blanca, tiene su razón de verse.

Luna llena cerca del horizonte, de color amarillo.

Esto debe ser explicado con varias razones. Lo primero que debemos aclarar, son las condiciones normales bajo las que vemos la Luna. Recordemos. Nuestra Luna luce de color blanco en las noches. De día, también.

Basta con observarla siempre que esté visible para darnos cuenta de ello.

La Luna también se ve de día. Aquí un avión se proyecta en el cielo cerca de ella.

Pero si somos curiosos, nos daremos cuenta de que esta coloración amarillenta, de la que nos interesa conversar, “le sale” siempre cerca del horizonte. Cuando está alta en el cielo, solo se ve blanca. Aquí tenemos uno de los primeros puntos a tener en cuenta.

Por supuesto, hay días que se va mucho más amarilla que otros, a veces incluso llega a parecer algo naranja, de tan intenso que es el color. Particularmente durante los eclipses de Luna, nuestro satélite puede verse de un color rojo oscuro, casi de ladrillo.

Eclipse de Luna, donde se ve el color

Debemos recordar que todo los astros que podemos observar en el cielo los vemos a través de la atmósfera. Por tanto, cualquier cantidad de polvo, vapor de agua u otro tipo de sustancias presentes en nuestra atmósfera influirá en la forma en que los vemos. En este caso, determina su color. Es por eso que cuando hay grandes fuegos o volcanes el color de la Luna cambia, se pone rojiza. Es por la gran cantidad de partículas de humo que interfieren con la visión.

También influye el ángulo (o para decirlo más claro, la altura) bajo la cual vemos la Luna. Si se halla muy alto en el cielo, hay menos aire entre ella y nosotros. Pero si le observamos cerca del horizonte, el rayo de luz que viene desde la Luna debe recorrer más distancia a través de nuestra atmósfera, y entonces se produce un fenómeno similar al que hace ver al Sol de color rojizo al amanecer o atardecer, cuando está muy cerca del horizonte.

El Sol también se ve rojizo cerca del horizonte.

Otra cosa es el color del suelo lunar, si la pudieras visitar directamente. Aunque desde la Tierra se ve blanco brillante, en realidad los astronautas que han estado en su superficie, y las sondas que han alunizado en ella y han tomado fotografías, muestran que el suelo lunar es muy oscuro, de un gris casi negro a veces.

Imagen de la NASA de un astronauta en la Luna. Puedes ver el color del suelo.

Algunas zonas son de un color similar a la arena mojada, un amarillo oscuro. La gran mayoría de las piedras que recogieron los astronautas y trajeron de regreso a la Tierra, eran negras, aunque algunas eran amarillas y otras marrones.

Muestra de polvo lunar, traído por la misión Apolo 17. Se ven gránulos de color rojizo.

Por fin, debo decirte que la Luna se ve tan brillante, y tan blanca, porque la vemos bajo un fuerte contraste, entre su brillo enorme y el negro del fondo del cielo.

Aunque no tiene que ver directamente con nuestro tema, hay una Luna llamada azul, pero esto no significa que su color sea realmente azul. Se le llama así cuando se repite  la fase de llena dos veces en un mes. Normalmente tenemos una Luna Llena cada mes.

Sobre el tamaño visible de la Luna

Al observarla en dos posiciones diferentes, una muy arriba en el cielo, y otra cercana al horizonte, nos parece que esta última luce mucho más grande. De hecho, a veces nos quedamos impresionados por el tamaño enorme que luce nuestro satélite en algunas ocasiones, justo después de su salida.

Pero puede demostrase que no siempre podemos confiar en nuestros sentidos, porque esto es solo apariencia. En la realidad, la Luna siempre muestra el mismo tamaño. Si eliminamos una pequeñísima diferencia producto de la distinta distancia que nos separa de ella por la forma de su órbita, el tamaño visible de la Luna no varía.

Esto se puede demostrar fácilmente, observando la Luna a través de un espacio recortado en una hoja de papel, o cartulina, de forma que solo se vea la Luna por él. Igual puedes lograrlo midiendo su diámetro en varias ocasiones, verás que es casi el mismo.

En realidad, la Luna que se ve grande cerca del horizonte es un fenómeno psicológico, causado por ciertas propiedades que tiene nuestro cerebro. Pero esto se sale de nuestro dominio.

En cuanto a que la Luna se ve un poco aplastada, este es un fenómeno propio del efecto de lente que hace el aire. Este tipo de fenómeno se llama refracción y es lo que se produce cuando usas una lupa, o lente de aumento, que generalmente están hechas de vidrio. La luz es desviada de su camino por el vidrio, de forma que puedes aumentar su imagen. En el caso de la Luna cerca del horizonte, que es donde único se produce esto, el aire actúa como una lente cilíndrica, estirándola aparentemente por la horizontal y encogiéndola por la vertical.

Más información: http://www.espacioprofundo.com.ar/verarticulo/La_Luna_es_mas_grande_cerca_del_horizonte.html

Posted in Luna amarilla, Visita de Hearnshaw | 2 Comments »